Search

¡Expectativas, el gran subestimado!


Hablar de expectativas, típicamente lo hacemos de manera rutinaria, como un tema más. En el mundo gerencial se interpreta como un elemento más dentro de muchos y a veces tú y yo no nos detenemos a identificar su impacto y, sobretodo, cómo a partir de ella se detonan situaciones que van desde conflictos hasta el no cumplimiento de proyectos y tareas.


Pero aún hay más: desconocer el impacto que tienen en las emociones de las personas, así como en la cultura de la organización (y en la familiar, por supuesto), dificulta muchas más el camino hacia un liderazgo eficaz y efectivo.  


Esclarecer un expectativa para nosotros mismos o entre dos personas, es una actividad a la que le dedicamos poco interés, energía y tiempo, sin embargo, es inimaginable como afecta en la satisfacción, no solo de lo que se espera, sino en la formación de la confianza, pilar indispensable para poder trabajar juntos o hacer más cómoda la convivencia.


Algo más, con relativa frecuencia, cuando profundizas a qué se debe que tu relación con tus colaboradores o pares no sea fluida, te encontrarás que un porciento elevado de su motivo está relacionado a la habilidad de poner en blanco y negro lo que se quiere recibir respecto a lo solicitado o la precisión como dos cabezas distintas esperan igual resultado.


En mi experiencia, abordar la solución de tema, manejar una sesión de coaching, alcanzar una meta, alienar relaciones y equipos o tratar diferencias esta relacionado con abordar, de manera inteligente y muchas veces indirecta, un proceso conversacional que facilite la claridad de una expectativa.


Tres tips importante:

· Pregunta: las palabras no son objetivas ya que cada quien tiende a interpretarla de manera particular.

· Vuelve a preguntar: nos enredamos en las palabras, nos perdemos en ellas.

· Confirma: ¿Esto que te digo es lo que esta en tu cabeza?

· No supongas: ya de suposiciones está lleno los fracasos.

· Invita: otros, no tendrán tú intención ni el entendimiento de volver a describir lo mismo.

· Influye: si lo logras, moverás al otro y le facilitarás su proceso.


Comenta y danos tu opinión sobre este planteamiento.

Te invito también a desarrollar tus habilidades para conversar, para sacar el mayor potencial de tus equipos y alcanzar la productividad que tu empresa tanto necesita.

En Conversa buscamos transformar al ejecutivo, una conversación a la vez.

Escríbeme a info@conversa.do y obtén más información sobre nuestros programas.

Pregunta por nuestras facilidades In-House.

13 views
  • Instagram
  • LinkedIn
  • YouTube

Teléfono: +1-809-378-1170

CONVERSA Escuela Ejecutiva® es una división de José Bretón | Desarrollo Ejecutivo® 

© Copyright 2020. Todos los derechos reservados.